jueves , abril 18 2024

Prestamos estudiantiles la trampa millonaria en los Estados Unidos

estudiantes

Jill McDevitt, de 27 años, está bien educada y goza de renombre en su campo, pero está abrumada por una deuda estudiantil de US$150.000.

Ella vive con su pareja en los suburbios de Filadelfia, en un piso de 74 metros cuadrados sin lavadora. «Tengo un doctorado y lavo mi ropa en la lavandería», dice.

McDevitt tiene una carrera que le encanta – da conferencias, escribe y habla sobre la sexualidad humana – pero como no recibió ninguna ayuda financiera pidió préstamos privados para pagar sus estudios, lo que le deja una deuda mensual de US$1.600.

Simplemente no puedo pagar esa cantidad, dice. Luego de haber intentado negociar con varios prestamistas, está perdiendo las ganas de luchar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.