domingo , diciembre 17 2017

Yasiel Puig, “No he encontrado nada difícil”

1370323957000-06-03-2013-Yasiel-Puig-1306040133_x-largeEl jardinero cubano exhibió su desparpajo en su primera visita como pelotero de Grandes Ligas en Miami

MIAMI: El circo de Yasiel Puig llegó a Miami. El jardinero cubano de los Dodgers de Los Ángeles se mostró aún más explosivo fuera del terreno de juego que su desempeño en el campo.

Durante alrededor de 20 minutos, Puig contestó las preguntas de los medios de comunicación, no si antes, soltar unas cuantas palabrotas en el clubhouse que dejaron atónitos a los que asistían por primera vez a un encuentro con el toletero de moda.

“A todos los periodistas que se vayan a mamar un huevo”, explotó.

Algunos de sus compañeros hispanos, conocedores del circo Puig, sólo atinaron a bajar la cabeza.

“Ese muchacho tiene su propio set de reglas. Todos las cumplen, incluso Hanley [Ramírez], pero él no”, dijo un periodista que cubre el día a día de los Dodgers.

Y es que con Puig parece que nada obedece a la lógica. Así llegó a las Grandes Ligas, con un primer mes histórico, incomparable con ninguno de las figuras históricas, y así ha logrado colocarse a los Dodgers en el hombro y empujarlos del sótano del Oeste de la Nacional hasta la cima de su división.

Nada parece detenerlo.

“Hasta ahora no he encontrado nada difícil en las Grandes Ligas”, sentenció.

La frase pudiera parecer arrogante, pero en realidad los números lo avalan. Sin incluir el encuentro de anoche, Puig bateaba .358 con .419 de porcentaje de embasamiento y 11 jonrones en 62 partidos.

Deslenguado como nadie en los Dodgers –y eso incluye al siempre lenguaraz Ramírez, pareciera arredrarse sólo ante un obstáculo, los medios de comunicación.

“Me tienen loco. No me gusta porque en lugar de escribir de béisbol escriben cosas que no deben escribir”, aseveró, aunque lo hizo sin definir con exactitud a qué se refería.

SIN CUIDADO

Quizás Puig quería señalar una demanda por 12 millones de dólares que inició un individuo indicando que él y su familia habían hecho falsas acusaciones que enviaron a este sujeto a la cárcel en la isla.

“Eso no me ha asustado ni nada, ya que mi compañero Aroldis Chapman tiene una demanda por el mismo abogado, y lo de nosotros es jugar béisbol y después que se arregle todo lo que se tiene que arreglar”, apuntó.

Y una de las cosas que Puig confesó le gustaría que se “arreglara” era la posibilidad de defender alguna vez, en una ocasión no muy lejana, la camiseta de Cuba.

“Espero que sí, que podamos jugar en el Clásico con el equipo, que podamos hacer un equipo aquí de todos los grandes cubanos que están dando lo mejor. O en todo caso que dejen a los muchachos que están allá en la isla salir y jugar acá”, acotó. “Yo juego donde me convoquen y eso sí, a donde sea siempre voy a dar lo mejor de mí”.

OTRA CELEBRIDAD

Aunque apuntó que la fama que había a su alrededor la habían creado los medios, Puig se ha convertido, de la noche a la mañana, en una celebridad. Captado en los lentes de los paparazzi con artistas, cantantes y otros deportistas de perfil más notable, el nativo de Cienfuegos se está volviendo una estrella más en la ciudad de los artistas.

La noche del domingo, después de su llegada a Miami, se reunió con LeBron James, con quien ya había hablado durante los premios ESPYS de la cadena ESPN.

Y fue en el tema de James cuando Puig mostró otra de sus aristas de altivez, al no perdonar un desliz de un periodista de los Dodgers que le preguntó si la reunión del domingo había sido su primer encuentro con James.

“¿Tu no viste los ESPYS? ¿En tu casa no hay televisor?”, atacó.

TIERRA PROMETIDA

Puig se hizo estrella en Los Ángeles, pero en Miami, a la que llama su casa, no es ningún desconocido.

A su conferencia de prensa acudió un grupo masivo de medios, un volumen que le pareció inesperada.

“Tantas cámaras para mí y con lo feo que soy”, dijo. “No tengo tiempo para responder preguntas en español”

Pero Puig está consciente del fenómeno que existe a su alrededor, sobre todo, entre sus compatriotas.

“Espero que la afición, que puede haber estado viéndome en televisión con los Dodgers, venga a verme. Estoy muy contento acá, espero que vengan bastante cubanos y que se llene el estadio, si es que así se puede llenar”, admitió en clara referencia al duelo que lo enfrentaría por primera vez ante un lanzador paisano, el derecho José Fernández.

Precisamente es Puig, junto al muchacho de los Marlins de Miami, los principales candidatos hasta ahora para llevarse el premio al Novato del Año. El galardón, aseguró, le tenía sin cuidado.

“Cada uno de nosotros está dando lo mejor en el terreno. Espero que cuando termine la temporada los que escogen escojan al mejor de los dos, y si lo gana mi compañero, igual voy a estar contento. Total, somos del mismo lugar”, enfatizó.

Puig prometió a los aficionados de Miami un juego de mucha intensidad en los cuatro días que estará en la ciudad. Y si el pasado es un elemento para predecir un comportamiento futuro está claro que esta dinamita cubana de 22 años traerá fuego y emoción al Marlins Park.

Al menos el comienzo así ha sido.

[email protected]

¿La mejor temporada?

José Canseco vivió una de las mejores campañas para un pelotero de posición nacido en Cuba, cuando en 1988 lideró la Liga Americana en jonrones (42) e impulsadas (124). Otra gran contienda para un nativo de la isla la vivió Zoilo Versalles en 1965, temporada en la que se llevó el premio al Jugador Más Valioso y lideró varios rubros como el de carreras anotadas (126), dobles (45), triples (12) y bases alcanzadas con sus batazos (308).

Pero de acuerdo con Baseball-Reference y su controversial estadística del WAR (que engloba el aporte del jugador tanto en el bateo como en la defensiva) la mejor temporada para un jugador cubano de posición la tuvo Minnie Miñoso en 1954. “El Cometa Cubano” lideró la Americana en triples (18), disparó 29 dobles y 19 jonrones y terminó con promedio de bateo de .320.

Mira Esto

Paramba Ft Bulin 47 & Ceky Viciny – Se Escucha (Remix)

Descarga – Paramba Ft Bulin 47 & Ceky Viciny – Se Escucha (Remix).mp3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *