martes , enero 16 2018

Teresa Romero Logra Curarse del Virus del Ebola

«Yo soy un milagro». Así se ha expresado muy emocionada Teresa Romero antes de abandonar el hospital Carlos III donde ha pemanecido ingresada durante 30 días luchando contra el ébola

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que ha superado el ébola, ha recibido hoy el alta en el hospital Carlos III de Madrid, en el que ha permanecido ingresada 30 días. Casi entre lágrimas, y acompañada por su marido Javier Limón, Teresa Romero ha leído una declaración sin preguntas.

scaleEmocionada y sonriente, en su breve comparecencia ante los medios, Teresa Romero ha agradecido en primer lugar y en reiteradas ocasiones la labor de todo el personal del hospital Carlos III. Ha explicado que aún se encuentra «muy débil» y señaló que ahora quiere «recuperar la tranquilidad» e irse con su familia para restablecerse cerca de los suyos que le han «hecho luchar por seguir en este mundo».

«Doy gracias a Dios y al Apóstol Santiago», dijo Teresa Romero sobre su curación tras superar el virus del ébola. Teresa Romero ha dicho que España tiene «la mejor sanidad del mundo» y ha alabado al «personal abnegado que, pese a la nefasta gestión politica, es capaz de hacer milagros». «Yo soy uno de ellos», apuntilló. Romero ha expresado que cuando se sentía morir se aferraba a su familia.

«Yo no sé lo que falló, ni siquiera sé si falló algo.. sólo sé que no guardo rencor ni reproches pero si mi contagio sirve para algo, para que se estudie mejor la enfermedad, para encontrar una vacuna, o si mi sangre sirve para algo aquí estoy». «Si con mi sangre se puede curar aquí estoy hasta quedarme seca», ha dicho Teresa Romero que fue respaldada por continuos aplausos.

Ha señalado que está deseando encontrarse con la hermana Paciencia y darle un gran abrazo. «Nunca le estaré lo suficientemente agradecida».

Teresa Romero ha pedido que se respete su privacidad a partir de este momento y que todo el caso queda a partir de ahora en manos de sus abogados.

El recuerdo inolvidable de «Excalibur»

Tras la comparecencia de Teresa Romero, ha tomado la palabra su marido. En nombre de su mujer, Javier Limón ha dicho que tiene «un recuerdo inolvidable» de su perro Excalibur, al que consideraban como el hijo que nunca tuvieron, algo que los que tienen mascotas entenderán. Limón ha explicado que su mujer no puede hablar de su perro Excalibur porque «se emociona demasiado».

Ha agradecido a la familia amante de los animales que ha apoyado con la causa de Excalibur, una ayuda que fue «estéril», ya que, ha apuntado, «a nadie le importó lo relevante» que era el animal para una familia sin hijos.

«Excalibur fue ejecutado sin darnos si siquiera la oportunidad de alegar», ha subrayado Limón, quien ha lamentado que se haya perdido la oportunidad científica de ver el desarrollo de la enfermedad en los animales y verificar si éstos son capaces o no de transmitirla. El marido de Romero ha resaltado que ni siquiera se comprobó que Excalibur estuviera afectado.

Tras la declaración ante los medios de comunicación, Teresa Romero ha abandonado el hospital en un coche en compañía de su marido.

Descansar donde no puedan ser localizados

A primera hora de la mañana Javier Limón aseguró que él y su esposa tienen intención de marcharse unos días a descansar y que se irán donde no puedan ser localizados. «Nos iremos donde no nos podáis localizar» ha señalado Limón a algunos medios de comunicación que se encontraban en la puerta del hospital Carlos III esperando la salida de la auxiliar de enfermería Teresa Romero que recibirá el alta médica a lo largo de la mañana de hoy tras superar el ébola y permanecer ingresada desde el pasado día 6 de octubre.

Limón, quien ha acudido al centro hospitalario a buscar a su mujer, ha dicho: «Esperamos salir lo antes posible, marcharnos y descansar». Ha expresado su deseo de que Teresa descanse unos días, aunque ha reconocido que lo ve difícil. Al ser preguntado por sus planes cuando su esposa salga del hospital, ha indicado que no lo sabe y ha agregado que «visto lo visto, yo creo que iremos donde no nos podáis localizar».

Su madre, deseando darle «un abrazo»

Una prima de Teresa Romero ha afirmado hoy que los miembros de su familia gallega están «pletóricos» por la noticia de su alta hospitalaria y en concreto su madre, Jesusa Ramos, que la aguarda en la localidad lucense de Becerreá para darle «el abrazo más deseado de su vida».

«Cómo vamos a estar, contentísimos, pletóricos, deseando ver a Teresa», ha señalado Carmen Rellán. Esta prima de Teresa, que viajó con frecuencia a Becerreá para acompañar a su tía, ha comentado que Jesusa Ramos «sufrió lo indecible, muchísimo» y toda la familia pasó «una temporada horrible, que no se puede describir», sobre todo mientras la auxiliar de enfermería se debatía entre la vida y la muerte en el hospital Carlos III.

En cuanto al recibimiento que le preparan a Teresa en Becerreá, ha dicho que será «algo familiar», porque sus allegados ni siquiera saben «cómo va a venir». «A lo mejor no está para fiestas. Querrá tranquilidad», ha apuntado Carmen Rellán.

«Después con el tiempo -ha avanzado- a lo mejor le hacemos una fiesta cuando esté un poco mejor, y con toda la familia, porque aquí tiene a sus tíos y muchos primos».

Mira Esto

Fotos: @ Coro VIP | Domingo 14.1.18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *