miércoles , diciembre 13 2017

San Antonio Spurs, se corona campeón de la NBA 2014

10388052_245504082306202_204943949_n

Quinto anillo en quince años para el equipo de San Antonio, que volvió a pasar por encima de los Heat. Kawhi Leonard, elegido MVP.

Si alguien tenía alguna duda, los Spurs terminaron por disiparla de golpe anoche con la cuarta victoria sobre los Heat. Un triunfo que le da su quinto anillo de la NBA en quince años y que premia a una generación espectacular de jugadores. LeBron lo intentó todo, solista en un equipo venido a menos, superado por el juego colectivo de San Antonio.

Eran las Finales de 2014, pero podían haber sido las de 1999, 2005 o los playoffs de cualquiera de los últimos veinte años. El espíritu de los Spurs era el mismo. En la derrota o en la victoria, el equipo de San Antonio ha sabido mantener la misma filosofía de la mano de Popovich en el banquillo y de Tim Duncan en la pista. Ambos, pilares fundamentales de un equipo de leyenda, tienen desde anoche un quinto anillo con el que adornar sus manos. Un anillo que sabe mejor que los anteriores después de la decepción del año pasado. Venganza completada.

En el quinto partido tampoco hubo mucha historia. LeBron James fue el único que intentó poner freno a la avalancha de los Spurs, perfecto el mejor jugador de la temporada durante un primer cuarto en el que Miami dominó y metió el miedo en el AT&T (20-29). Sus 17 puntos con un solo fallo en el lanzamiento anticipaban una noche histórica del “6” de los Heat, pero la gasolina se le agotó al descanso.

Ahí, los Spurs ya habían remontado (47-40) y a los Heat les costaba un mundo anotar. LeBron, que se fue al descanso con la mitad de los puntos de su equipo, veía ya la catástrofe que se le venía encima, abandonado por sus compañeros. Especialmente llamativa fue la deserción de Wade, desaparecido en toda la serie, al que de repente parecen haberle caído un puñado de años encima.

La entrada en escena de Ginobili y Patty Mills –tres triples consecutivos- terminó por sentenciar el partido. Brutal el encuentro de ambos, aunque insuficiente para superar al gran protagonista de la noche. Y es que, la buena noticia para los Spurs, además, es que se vislumbra futuro. Más allá del incierto de Duncan, el triunfo en estas Finales deja un Kawhi Leonard que apunta a estrella, posible líder del equipo cuando no esté el gigante de las Islas Vírgenes.

Elegido de manera justa MVP de las Finales, el alero volvió a protagonizar un partido de ensueño. Imparable en ataque y acertadísimo en defensa. Un jugador que no es un diez en nada, pero que ha afrontado estas Finales con una confianza superlativa, rozando la perfección en casi todas las facetas.

Título aparte, él ha sido la mejor noticia de los Spurs en esta final y tiene que ser el hombre sobre el que camine el futuro. El que lidere el sueño que pueda hacer más grande aún la leyenda de los Spurs. Un equipo que ya está por derecho propio entre los mejores de la historia del a NBA y cuya dinastía amenaza con alargarse algún año más.

Mira Esto

Ty Dolla $ign – Side Effects (Official Music Video)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *