jueves , diciembre 14 2017

Cerveza en sobres, ofrece otra experiencia al paladar

PATS-BACKCOUNTRY-BEVERAGES-YORK-TIMES_LNCIMA20130820_0013_5Medio litro de la bebida de 5,2 grados de alcohol se elabora con dos sobres.

Oferta ahorraría costo de transporte de la bebida en recipientes clásicos.

La botellla para hacer la cerveza utiliza sobres de bicarbonato de potasio para gasificar el agua.

La cerveza se vuelve más portátil. Pat’s Backcountry Beverages, fabricante de bebidas, creó un concentrado de cerveza que potencialmente evitaría la molestia de cargar el peso de seis, doce o más unidades en su empaque de aluminio o vidrio.

La empresa con sede en Talkeetna (Alaska) empezará a vender el producto el otro mes en sobres de 41 mililitros (mL) capaces de volver 473 mL de agua en una cerveza de 5,2 grados de alcohol. Cuatro sobres valdrán $9,95.

La propuesta podría cultivar adeptos por ahorro y cuido del ambiente pues, al eliminarse el transporte del producto ya elaborado, baja el consumo de combustibles fósiles, la generación de basura y el costo para el cliente de trasladar, en esencia, agua.

La cervecería afirma que su concentrado no es cerveza deshidratada. En vez de elaborar cerveza y luego quitarle el agua como otros métodos, este sigue otra ruta pues, al evaporar el agua, también se va el lúpulo que al final es el que impone el sabor.

El sistema de Patrick Tatera, dueño de la compañía, se inicia como cualquier elaboración de cerveza “pero casi sin agua” , según la información oficial.

Otra técnica. Tatera explicó a la revista Popular Science que primero hierve agua y malta para crear mosto (cerveza sin fermentar) y, enfriada la mezcla, añade levadura necesaria para la fermentación.

La mezcla después se destila al vacío y se guarda el etanol resultante. Lo que queda entonces es un jarabe. Entonces se inicia el proceso de nuevo, pero usando el jarabe en vez de agua.

Se fermenta otra vez la mezcla, se retira el etanol nuevamente, y se repite de nuevo el procedimiento. Cada lote de concentrado recibe cuatro veces este tratamiento.

Concluida la última ronda, se empapa el lúpulo con el alcohol reservado y después ese lúpulo se añade al jarabe. El producto final es un concentrado con 10 veces la fuerza de una cerveza promedio, reseña el texto de Popular Science .

“Si entra en nuestras instalaciones, verá fermentadores, una cuba de maceración, una caldera de cerveza y también un poco de equipo que se parece a una película de ciencia ficción, y ahí es donde nuestra tecnología muy especializada nos permite hacer lo que hacemos”, refirió Tatera el sitio Gizmag .

Pero hay truco. Para poder preparar la cerveza, se debe usar una botella de plástico llamada Carbonator , distribuida por la empresa.

En el recipiente a presión (cuesta $29,95) el agua se convierte en una bebida carbonatada con una solución de bicarbonato de potasio y el mecanismo del Carbonator .

Para preparar la cerveza instantánea, se agrega al agua un sobre de concentrado de cerveza y otro para gasificarla dentro del mismo recipiente. “El gas de la cerveza se obtiene del contenido de los sobres. Es una mezcla de bicarbonato de potasio y ácido cítrico que, al agregar agua y agitar, produce burbujas de dióxido de carbono”, detalló Tatera a Dvice.com .

La página en Facebook de la empresa anuncia que a mediados de setiembre empezará a distribuir los primeros dos sabores: la black IPA y la Pale Rail.

Serán las gargantas de los consumidores las que decidirán si el producto triunfa, pero la idea podría agregar al negocio de la cerveza ventajas de transporte desconocidas y menos latas olvidadas en parajes naturales.

Mira Esto

Angelo Alma – Bailame (Video Oficial)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *